Universidad Nueva Esparta
Ingenieria Electronica (251)
1er Semestre
Comunicacion y Lenguaje

El Origen Del Telefono

4/12/2008

Historia Del Telefono

En el año 1854, el francés Charles Bourseul expuso la idea de utilizar las vibraciones producidas por la voz sobre un disco flexible, con el fin de activar y desactivar un circuito eléctrico y producir las mimas vibraciones en un lugar alejado del cual habían sido producidas. Mas tarde el alemán Johann Reis desarrollo un instrumento capaz de transmitir notas musicales, aunque no podía reproducir la voz humana.

No fue hasta 1877, que tras descubrir que para transmitir la voz humana solo se podía utilizar corriente continua, el estadounidense Alexander Graham Bell, construyó el primer teléfono capaz de transmitir y recibir la voz humana con todas sus características.

Cronologia de la Telecomunicacion

1876 La Telefonia

En 1876 aparecer el segundo concepto de los que constituyen la Telecomunicación: la Telefonía. Su nacimiento fue fortuito; cuando A.G. Bell trabajaba en el desarrollo de un nuevo sistema múltiplex de transmisión de telegramas por un mismo hilo, mediante vibradores, observó que estos transmitían las palabras que pronunciaba. Y, curiosamente, habiendo sido fortuito, se presentó otra patente el 14 de febrero de 1876, con una diferencia de unas horas, por parte de Elisha Gray.

fono2.jpg (10723 bytes)

Competencia Telegrafo


Por extraño que hoy parezca, la aparición del teléfono no produjo impacto y su desarrollo fue mucho más lento que el de los otros sistemas.. En 1876, las necesidades de comunicación de la sociedad acababan de ser cubiertas por el telégrafo de una forma espectacular. Además el tipo de información a que se estaba acostumbrado desde la antigüedad era la escritura; y el se interpreta como un juguete o un signo de refinamiento.


fono3.jpg (11998 bytes)


Así como, en el servicio interurbano, el teléfono tardó más de tres cuartos de siglo en competir con el telégrafo, en el servicio urbano encontró un campo de aplicación inédito. Con la industrialización había aumentado el tamaño de las ciudades y, para las relaciones comerciales ahora más frecuentes, el telégrafo no era adecuado ya que había que desplazarse para expedir el telegrama, mientras que, por otra parte, en distancias cortas las líneas telefónicas no presentaban problemas.


fono1.jpg (15777 bytes)


Conmutacion Manual


Por tanto, la primera aplicación del teléfono es el servicio urbano, extendiéndose de las grandes ciudades a las de cualquier tamaño. Esta aplicación confiere un carácter propio a la telefonía, diferente de la telegrafía y que se aparta de los problemas de transmisión eléctrica que les emparentaban desde su nacimiento. La dificultad no estaba en la transmisión de señales eléctricas y en la capacidad de las líneas para ello, sino en permitir la conexión o conmutación entre todos los usuarios que, en vez de ser expedidores circunstanciales de un mensaje, como es el telegrama, disponen permanentemente de una estación telefónica para lo que deben estar "abonados" al servicio de la Compañía correspondiente.


Para ello las Compañías Telefónicas adoptaron cuadros de conmutación o “centralitas” , que disponían de “jacks” de terminación de los circuitos de cada uno de los abonados y de cordones con clavijas para su interconexión. Estos cuadros estaban atendidos por Operadoras, figura femenina fundamental en la Historia de la Telefonía.


Cualquiera que sea el dispositivo que se utilice para interconectar a los usuarios, es necesario algún procedimiento que identifique al que llama, cuando se actúe el timbre en el cuadro. Se recurrió a un pequeño electroimán, cuya armadura desprendía una pequeña placa que avisaba al operador. Este tenía que volver a colocarla manualmente, lo mismo que tenía que intercalarse en la conversación, preguntando ¿terminaron?, para retirar las clavijas.


A fin de mejorar la eficacia de la transmisión comenzaron a utilizarse micrófonos de carbón que necesitaban la energía de una pila para su alimentación. Esto obligaba a una periódica y onerosa reposición de estos elementos. Además se precisaba de una corriente intensa para señalizar en la centralita el inicio de una comunicación lo que llevó a equipar un generador de corriente alterna (magneto) accionado por una manivela. Esto no sólo dio lugar a un cambio en la estética de los aparatos telefónicos, sino también en su peso y precio.


Para sustituir a estos sistemas que utilizaban una pila seca y una magneto en el propio aparato del usuario, y que se denominaban de "batería local", Hayes propuso en 1892, en los Estados Unidos, el sistema de "batería central", en el que se alimenta a todos los aparatos desde la central de la que dependen. La señal de llamada a la operadora se realizaba ya mediante el cierre del bucle de abonado al descolgar el auricular. A pesar de sus evidentes ventajas, de todo tipo, tardó bastante tiempo en ser adoptado por las compañías telefónicas. Como consecuencia volvió a cambiar, simplificándose, el aspecto de los aparatos telefónicos.


cemanual.jpg (20178 bytes)


Se Inicia la Conmutacion Automatica


A medida que aumentaba el número de usuarios o abonados al servicio telefónico, fue necesario agruparlos geográficamente en varias centrales y establecer enlaces entre éstas para conectar a cualquier abonado con cualquier otro. Por tanto, la identificación de éstos se realizaba mediante el nombre de la central de la que dependían y el número que les correspondía dentro de ella. La complicación en atender a gran número de abonados, teniendo que intervenir más de una operadora, hizo que se desarrollasen los sistemas de conmutación mecánicos, actuados por los propios abonados, por lo que se adoptó la denominación de "automático". No obstante, el origen o invento de estos dispositivos parece ser que fue anecdótico, y se atribuye a Strowger, dueño de una funeraria, que se consideraba perjudicado porque la operadora de la central telefónica conectaba a los peticionarios de servicios fúnebres con el establecimiento de la competidora local.



Aunque la patente del sistema Strowger es de 1889, no se difundieron los sistemas de conmutación automática hasta la segunda década de este siglo. Su implantación supuso una cierta convulsión, no sólo desde el punto de vista sociológico, sino también desde el tecnológico, ya que hubo que dotar a los aparatos telefónicos de un dispositivo con el que identificar al abonado con el que se quería comunicar y que ese dispositivo accionara los órganos del equipo de conmutación automática. No cabe duda de que la colocación de este dispositivo volvió a afectar a la estética de los teléfonos. El sistema Strowger utilizó como dispositivo el disco giratorio con diez dígitos, que todos conocemos, el que mediante una rueda dentada envía al equipo automático series de impulsos eléctricos de igual número que las cifras que "marca" el usuario.


central.jpg (31717 bytes)


PUPIN


A medida que iba creciendo el número de abonados al servicio telefónico, especialmente en las grandes ciudades, se fue creando un hábito de uso, diferente al del telégrafo y, por tanto, fue surgiendo la necesidad de establecer comunicaciones interurbanas. Para estas conexiones, el número y la calidad de las líneas de transmisión debía de ser mayor que para el tráfico telegráfico y, por tanto, fue preciso construir nuevas líneas. No fue fácil esta tarea, no por razones técnicas, sino por la diversidad de Compañías que explotaban el servicio telefónico en cada una de las poblaciones, utilizando materiales e instalaciones con diferentes características.


Igual que se hacia en el servicio telegráfico, en un principio se utilizaron líneas aéreas de hilo desnudo, lo que dio lugar, sobre todo a la entrada de las grandes ciudades, a verdaderas marañas de hilos que cubrían las calles. Alrededor de 1910 esta situación aconsejó el uso de cables subterráneos, como había previsto el Dr. Salvá. En estos cables el aislamiento de los hilos entre sí estaba constituido por el espacio de aire que conseguía una cinta de papel enrollada sobre cada conductor y un tubo de plomo constituía la cubierta del conjunto. Las características eléctricas de estos cables sólo permitían su empleo en distancias cortas, como la entrada a las ciudades, pero no las líneas interurbanas. En 1893 Heaviside estudió el procedimiento de resolver este problema, pero no se encontró el método práctico hasta 1899 en que Pupin utilizó bobinas de carga con núcleo de aire. Durante la primera década del siglo se fue extendiendo el empleo de cables cargados en los enlaces interurbanos y, posteriormente, hasta casi el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, se siguieron desarrollando avances en los materiales utilizados como núcleos de las bobinas y en la técnica de equilibrado de las características de los diversos tramos de cable, utilizando capacidades para igualarlas.


Circuitos Fantasma


A pesar de que el tráfico interurbano no era muy grande, enseguida se echaran en falta más circuitos de enlace entre poblaciones. De la misma forma que había ocurrido con la telegrafía, se desarrollaron equipos que permitieran transmitir más de una conferencia por un mismo par de hilos de enlace. Se inició con la aplicación de transformadores de relación la unidad, denominados bobinas híbridas, que permitían obtener un canal suplementario utilizando los mismos hilos o conductores de otros dos canales, a ese tercero que no disponía de conductores propios se le denominaba "fantasma" como referencia a su no existencia física e, incluso, era posible un "superfantasma"; como consecuencia las propias bobinas recibieron la denominación de "fantasmas".

fonovari.jpg (34722 bytes)


Breve Historia De La Telefonia Celular

Martin Cooper fue el pionero en esta tecnología, a él se le considera como "el padre de la telefonía celular" al introducir el primer radioteléfono, en 1973, en Estados Unidos, mientras trabajaba para Motorola; pero no fue hasta 1979 cuando aparecieron los primeros sistemas comerciales en Tokio, Japón por la compañía NTT.


En 1981, los países nórdicos introdujeron un sistema celular similar a AMPS (Advanced Mobile Phone System). Por otro lado, en Estados Unidos, gracias a que la entidad reguladora de ese país adoptó reglas para la creación de un servicio comercial de telefonía celular, en 1983 se puso en operación el primer sistema comercial en la ciudad de Chicago.

Con ese punto de partida, en varios países se diseminó la telefonía celular como una alternativa a la telefonía convencional inalámbrica. La tecnología tuvo gran aceptación, por lo que a los pocos años de implantarse se empezó a saturar el servicio. En ese sentido, hubo la necesidad de desarrollar e implantar otras formas de acceso múltiple al canal y transformar los sistemas analógicos a digitales, con el objeto de darle cabida a más usuarios. Para separar una etapa de la otra, la telefonía celular se ha caracterizado por contar con diferentes generaciones. A continuación, se describe cada una de ellas.


Primer Celular Lanzado Por La Motorola

Evolucion De La Generacion De Telefonia Inalambrica (Celulares)

Primera generación (1G)

La 1G de la teleonía móvil hizo su aparición en 1979 y se caracterizó por se analógica y estrictamente para voz. La calidad de los enlaces era muy baja, tenían baja velocidad (2400 bauds). En cuanto a la transferencia entre celdas, era muy imprecisa ya que contaban con una baja capacidad (Basadas en FDMA, Frequency Division Multiple Access) y, además, la seguridad no existía. La tecnología predominante de esta generación es AMPS (Advanced Mobile Phone System).

TELEFONO DE PRIMERA GENERACION


Segunda generación (2G)


La 2G arribó hasta 1990 y a diferencia de la primera se caracterizó por ser digital.


EL sistema 2G utiliza protocolos de codificación más sofisticados y se emplea en los sistemas de telefonía celular actuales. Las tecnologías predominantes son: GSM (Global System por Mobile Communications); IS-136 (conocido también como TIA/EIA136 o ANSI-136) y CDMA (Code Division Multiple Access) y PDC (Personal Digital Communications), éste último utilizado en Japón.

Los protocolos empleados en los sistemas 2G soportan velocidades de información más altas por voz, pero limitados en comunicación de datos. Se pueden ofrecer servicios auxiliares, como datos, fax y SMS (Short Message Service). La mayoría de los protocolos de 2G ofrecen diferentes niveles de encripción. En Estados Unidos y otros países se le conoce a 2G como PCS (PersonaCommunicationServices).


CELULAR DE 2G


Generacion 2.5G

Muchos de los proveedores de servicios de telecomunicaciones se moverán a las redes 2.5G antes de entrar masivamente a la 3. La tecnología 2.5G es más rápida, y más económica para actualizar a 3G.

La generación 2.5G ofrece características extendidas, ya que cuenta con más capacidades adicionales que los sistemas 2G, como: GPRS (General Packet Radio System), HSCSD (High Speed Circuit Switched), EDGE (Enhanced Data Rates for Global Evolution), IS-136B e IS-95Bm ebtre otros. Los carriers europeos y estadounidenses se moverán a 2.5G en el 2001. Mientras que Japón irá directo de 2G a 3G también en el 2001.

CELULAR DE 2.5G


Tercera generación 3G.

La 3G se caracteriza por contener a la convergencia de voz y datos con acceso inalámbrico a Internet; en otras palabras, es apta para aplicaciones multimedia y altas transmisiones de datos.

Los protocolos empleados en los sistemas 3G soportan altas velocidades de información y están enfocados para apliacciones más allá de la voz como audio (mp3), video en movimiento, videoconferencia y acceso rápido a Internet, sólo por nombrar algunos. Se espera que las redes 3G empiecen a operar en el 2001 en Japón, por NTT DoCoMo; en Europa y parte de Asia en el 2002, posteriormente en Estados Unidos y otros países.

Asimismo, en un futuro próximo los sistemas 3G alcanzarán velocidades de hasta 384 kbps, permitiendo una movilidad total a usuarios, viajando a 120 kilómetros por hora en ambientes exteriores. También alcanzará una velocidad máxima de 2 Mbps, permitiendo una movilidad limitada a usuarios, caminando a menos de 10 kilómetros por hora en ambientes estacionarios de corto alcance o en interiores.

En relación a las predicciones sobre la cantidad de usuarios que podría albergar 3G, The Yanlee Gropu anticipa que en el 2004 habrá más de 1,150 millones en el mundo, comparados con los 700 millones que hubo en el 2000. Dichas cifras nos anticipan un gran número de capital involucrado en la telefonía inalámbrica, lo que con mayor razón las compañías fabricantes de tecnología, así como los proveedores de servicios de telecomunicaciones estarán dispuestos a invertir su capital en nueva aventura llamada 3G.

CELULAR DE 3G

NASA Imagen del día

Seguidores

Archivo del blog